lunes, 26 de septiembre de 2011

EL FACEBOOK TE DA SORPRESAS

a Gigi Lambruse


Aparte de algunos gratos embriones de relaciones interpersonales, esto es lo más grande que, por el momento, me ha deparado el tablón de anuncios de FB. Me fascina ver cómo todas mis sospechas, recelos y desconfianzas sobre el 15M son lúcidamente verbalizadas en este documento. Creo que una Simone Weil o un Emmanuel Mounier, de haberse encarado con esta historia de los indignados, lo habrían hecho, en buena medida, suyo.

De ahí que lo ponga en esta sección tan tributaria de SW, YENDO A LA RAIZ, y que uno de los escasos nombres mencionados con respeto en el documento sea el de esa rara avis de la disconformidad ibérica actual llamada Prado Esteban (tan weiliana a su manera).

Sí, al final, parece que el Facebook acaba dando sorpresas. Maigre lui. Pero las da.

lunes, 12 de septiembre de 2011

YO CONTRA EL GRAN ANIMAL

(intento de síntesis hegeliana de Ayn Rand y Simone Weil)

«Yo elegiré amigos entre los hombres pero nunca esclavos ni amos.» (AYN RAND)

«Sólo podemos dirigirnos hacia un ideal. El ideal es tan irrealizable como el sueño, pero, a diferencia del sueño, se relaciona con la realidad.» (SIMONE WEIL)


LA NATURALEZA NOS IMPELE A RECONQUISTAR LA PALABRA "YO" CUANDO ESTA ES SECUESTRADA POR EL GRAN ANIMAL, ESTO ES, POR LA FICCION SOCIAL. PORQUE LA REALIDAD ES NATURALEZA Y LA SOCIEDAD, FICCION. Y SOLAMENTE DESDE NUESTRA HABITACION PROPIA, DESDE EL LUMINAR DE NUESTRA RESPONSABILIDAD, PODREMOS DECIDIRNOS POR LA AFIRMACION O LA DESCREACION, O TAL VEZ POR AMBAS VIAS SI PERSEVERAMOS LO SUFICIENTE (LA CONJUNCION SIEMPRE TRASCIENDE AL DILEMA, POR ESO ES PATRIMONIO DE TAN POCOS)


jueves, 1 de septiembre de 2011

GRAMATICA INTERIOR A DEUX

Carmen Hierro me acaba de hacer llegar el catálogo de la expo RODART en la que ambos contribuimos con una foto suya y un texto mío glosando dicha foto. En tanto el libro en que ambos nos implicamos el año pasado sigue su vía crucis en busca de editor (gracias, Esther, por tu infatigable rol de cirinea), ésta es por el momento la única muestra conjunta de nuestra empatía creadora. 



GRAMATICA INTERIOR


(o cómo por una vez el traje nuevo de la emperatriz es a un tiempo ilusión y realidad)



La carne es en ti vestido

que no pierde la inocencia.

No existen hojas de parra

con vocación de gendarme

que te impongan la vergüenza.

Deja vus en tonos sepia

para los ojos del alma,

el cuellecito de blonda

y los botones de hueso,

con su calidez de otrora,

con su entrañable decoro,

no chocan, más bien remachan

en su germinal ornato

la liturgia del origen,

la pureza de la imagen,

el deseo sin pecado,

el concepto inmaculado,

el hallazgo inesperado,

ese círculo cuadrado,

tu gramática interior.