domingo, 16 de febrero de 2020

LAS CLAVES ULTIMAS (de Españas y vacíos...)





¿Para que Teruel exista 
Toledo debe desaparecer?



Respóndete a preguntas como ésta siguiendo atentamente la 

sábado, 1 de febrero de 2020

PARABOLA DEL SEXO SEGURO (o elegir entre la vida como slow food o como ópera envasada al vacío)


"Al querer suprimir el riesgo, se ha suprimido el resorte de la vida íntima." 
(MIGUEL DE UNAMUNO)

Contra la húmeda realidad del tacto en que late una azarosamente necesaria fecundidad, la protección del látex quirúrgico que esteriliza las caricias. Besos sin mascarilla son besos de riesgo, negligencia temeraria punible por ley. El mundo sólo será feliz si emascula sus afectos y exacerba sus sospechas. De ahí que yo, el bicho raro que jamás soportó sin ascopena un anuncio de Durex, considere la búsqueda de la felicidad a costa de la erradicación del riesgo como principio obligado de antiutopía. 




ilustración: LOS AMANTES de Remedios Varo

miércoles, 15 de enero de 2020

CRAYONS



Todos venimos al mundo con un juego completo de parafilias. Serán las circunstancias y nuestra psique las que modelen su uso.

Tal uso será siempre más acertado si, procurando más el decoro que el escándalo, huimos de los "machamartillos" (esto es, perpetrar nuevas normas parodia de la establecida) y atendemos al sabio refrán "NUNCA DIGAS DE ESTA AGUA NO BEBERE". 


miércoles, 1 de enero de 2020

ESA PUERTA...


"Vas a cumplir los años
que decía
aquella canción."
(autocita procedente
de otra canción)



-Tu niño parece como "de ahí enfrente" con ese aire a lo princesa Laia.
-Lo dices por esa bolsa de pan con un donut colgando de cada oreja. Pero eso lo lleva, previsor, cuando sale al campo a fotosafarizar ornitorrincos. Entre captura y captura, le da un tiento a una rosquilla y tan ricamente.
-Mierda de puerta de nevera. Cada vez cierra peor... 
-¿Y ese imán? No lo había visto: ¿lo has puesto tú?
-A ver... "LADY GOGOL SE FUE CON DE GAULLE A SEBASTOPOL"
-Menuda sandez...

(fragmento de la obra de teatro -a estrenar por You Tube- que nunca escribiré)



domingo, 15 de diciembre de 2019

PEROGRULLADA SOBRE EL PLACER VISUAL



"Todo se mueve gradualmente, imaginativamente." 
(detonante ¿sub?consciente de esta entrada: 
el ensayo sobre Leonardo que nos brindó Paul Valery)




Los instantes maliciosos 
lo son aún más a cámara lenta.




domingo, 1 de diciembre de 2019

EL PRINCIPIO DE ¿REALIDAD?






"Las cosas más bellas son las que inspira la locura y escribe la razón.“  (ANDRE GIDE)

"Gide vive aquí. Se sienta en la barbería las mañanas enteras y deja que le enjabonen la cara niños de ocho y nueve años. ¿Qué podría hacer si no, a su edad?"  (fragmento de correspondencia de Truman Capote: en Taormina, a primeros de mayo de 1951)



nanocharla frente a un amorcillo de Bouguereau:

-El instante, fiel a su condición de instante, en un instante cierra sus alas...

-¿Y después?

-Después... no hay tu tía: sólo queda la muerte.


Más de una vez se me ha ocurrido sospechar si en la gestación del personaje de Herbert por Seth Mac Farlane tuvo algo que ver el comentario precedente de TC sobre un AG oteando morosamente la muerte bajo el sol siciliano...





POSTDATA // La presente entrada tiene como detonante la (re)inmersión lectora en el DIARIO de André Gide y mi decepcionante experiencia con el CORYDON (por parecerme una obra fallida, un viaje sin verdaderas alforjas que nada me estaba aportando: más fecundas encuentro las disquisiciones teológicas sobre Gide y su demonio del quasimonje hermano de Balthus, disquisiciones donde prima la lucidez nihilista y no como en CORYDON un prosaísmo "cientificista" ávido -en su autojustificación de lo injustificable- de normas con algo de constantiniano, presagio del reduccionismo "inclusivo" actual). El título inicial de esta entrada era EL PRINCIPIO DE REALIDAD. Las interrogaciones las añado cuando, continuando la lectura del citado DIARIO, lo confronto con el ensayo de David Susel dedicado a Paul Valery y también con algunas referencias profundamente ambivalentes (esto es, empáticas y todo lo contrario) a Valery del propio Gide. Estuve dudando hasta el último momento de linkear la palabra MUERTE del nanodiálogo con algún You Tube de Dirk Bogarde agonizando todo churretoso en la Venecia de Visconti pero me parecía (o le parecía a Valery, quien me lo susurraba en la oreja zurda, la que tengo más sorda para lo externo y aguda para las voces interiores) de más, como un tanto didáctico/redundante: el espíritu lector decidirá si hice bien o no en prescindir del link.

"Criticar un orden de cosas porque requiere hipocresía y disimulo en realidad no es criticarlo en absoluto. Más bien la pregunta debería ser: ¿qué orden de cosas y qué clase de hipocresía y disimulo son los menos perjudiciales para el bienestar humano?" 
(fragmento de SENTIMENTALISMO TOXICO, de Theodore Dalrymple, "libro amigo" en su intempestividad perogrullesca para quienes hemos tenido la fortuna de aprender a base de bofetadas existenciales que la vida es más factor de riesgo que parque temático)

jueves, 17 de octubre de 2019

ATENTO EL PAISANAJE...










Roger Smith, 
en pleno trance autoexhumatorio, 
listo para degustar 
las nuevas entradas shadowliners


martes, 1 de octubre de 2019

UNA IMPRESION



Usualmente, cuando el NOS se usa para uno mismo, se habla de plural mayestático. Sin embargo, releyendo algunos momentos de EL CUADERNO GRIS me he dado cuenta de que puede tenderse en otros casos a un plural contrario, agachadizo, de esconder la cabeza entre los ¿prójimos?, usado más por pudor del YO...



domingo, 15 de septiembre de 2019

ESOS SUEÑOS TAN TONTOS...




Desde la libertad que me da mi situación de desahuciado civil, de sujeto que ni pincha ni corta en el ámbito de la "polis", de juguete roto con veleidades geopolíticas, aquí suelto mi Gran Sueño de Administración Peninsular:

un único Estado en el cual ninguna región carezca de salida al mar, lo que posibilitaría la desaparición de microrregiones y la conjunción de grandes subdivisiones territoriales, que yo veo en una Castilla la Vieja recobrando el balcón cántabro, una columna asturleonesa, una conjunción vasco/navarra/riojana, una Mancha que desemboque en el Mar Menor, una recomposición catalanoaragonesa con el concepto de Países Catalanes liberado de supremacismos "de parte" y más centrado en sinergias de territorio, una Andalucía que integre a Ceuta y Melilla, una Extremadura vinculada al Alentejo y Algarve y una Galicia conjugada con Oporto.

Por supuesto, ello supondría una desintoxicación de los nanoexpansionismos nacionalistas y una voluntad IBERISTA que supere desconfianzas de antaño. Pero, en relación con nuestra península, una terapia de recomposición territorial no vendría mal para abandonar solipsismos, redimir "vaciamientos" y equilibrar respetos en la consiguiente descentralización (descapitalizando ministerios e instituciones no en cesión autonómica sino no centralizando sus sedes en un único punto -incluso mantendría, por su valor simbólico, la bicapitalidad Madrid/Lisboa, todavía más matizada por lo dicho de "recapitalizar" otras ciudades de la península a nivel de instituciones de Estado, algo perfectamente factible en una logística de cibercomunicaciones, sin el imperativo físico de otros tiempos-).

En fin, tenía ganas de desahogarme con esta estupidez y ya lo he hecho. Ahora, que quienes ¿controlan? sigan mareando la perdiz.



domingo, 1 de septiembre de 2019

MADRID OKUPADA, MADRID ¿RECUPERADA?


Cada vez salgo menos de casa. Salvo ir a la compra o a alguna gestión muy puntual, sólo cuando alguien me saca a orearme por rutas muy concretas como de otro tiempo, vuelvo a caminar por calles que se me hacen día a día más antipáticas y ajenas.

Especialmente, me tira p'atrás ese tufo a okupación y a flanderismo progre (como de BARRIO SESAMO -momentos "gayovallecanos"- o de viñetas de José Ramón en comicios del PSOE aún húmedo del parto en Suresnes), esa histrionización de la urbe (que hace buena aquella otra de Alvarez del Manzano, con sus arbolitos con nombre de niño, su metástasis de Mingotes grafiteados, su obsesión por el casticismo más tópico y zarzuelero -hoy, cuando paso por el andén de Gregorio Marañón y leo las citas del buen doctor en los mosaicos de las paredes, tal vez el momento más hermoso de aquellas iniciativas, me emociono y me siento fuera de este tiempo terminal que ahora me toca sufrir-), esa suciedad creciente por las aceras, esa dudosa condición de rompeolas de todos los "orgullos" (gaylácticos -aquella semana estival del 2017 donde no se sabía dónde empezaba Carmena y acababa Cifuentes, ambas compitiendo en las mismas moñeces homobufas-, centrífugos -por aquello de los hermanamientos de Carmena y Colau y de la dialéctica "líquida" de Sánchez con el prusés-, ginagorreicos -Madrid, capital del "género" entendido como mucho ruido coreográfico y pocas nueces judiciales, por mor de la incontinencia garantista y el no a los castigos ejemplares- o presuntamente xenófilos -más allá de cartelitos y ornamentaciones, tampoco se ha ido a mucho más, salvo el dejar hacer a la anarquía "sumergida", clientelista y paralegal, auténtica partera de pendulazos xenófobos-).

En una secuencia de la película que hice con el sr Pinzolas añoraba aquel Madrid de mi niñez, que definía como INOCENTE en contraste con el actual: un Madrid todavía con bulevares (los bulevares que solía recorrer acompañando a mi madre a la consulta de algún médico de postín o de la mano de mi abuelo cuando íbamos a la casa de aquella señora rusa "descendiente de los Romanov" -yo jugaba a los trenes con su sobrino mientras él intimaba con la interfecta-), sin demasiado tráfico (yo he vivido aquellos fotogramas idílicos de MANOLO, GUARDIA URBANO, que, desde luego, la quirúrgica imbécil del MADRID CENTRAL no logrará recobrar con su desbarajuste), esplendores de una Gran Vía aún transitable (sin hacernos pensar como hoy en el bullicio lovecraftiano de BLADE RUNNER o en las vibraciones satánicas de EL DIA DE LA BESTIA) que junto a Esther volví a reencontrarme en cierta exposición fotográfica dedicada a la arteria que hace evos fue escenario de mis meriendas "british" en FUYMA (té con leche y tarta de manzana) o de tantas tardes de cine disfrutando a Peter O'Toole (en LAWRENCE DE ARABIA, COMO ROBAR UN MILLON o ¿QUE TAL, PUSSYCAT?), epifanías por Rosales o por El Viso (mi parvulario junto a República Argentina, imán de tantas sesiones fotográficas muy posteriores -junto a Carmen, a Esther, a Celia...-), o incursiones con mi tío Antonio por los rincones más poblachoneros y rústicos (por Cuatro Caminos o por Reina Victoria -aquella calle de los Vascos donde un pariente suyo tenía un taller de escultura-).

Ahora, tras el nefasto cuatrienio podemita, la okupación puede volverse recuperación si se abandonan casuismos y asquitos y complejines. Que a un personaje con su punto roarkiano como la sra Monasterio se la permita incidir en las decisiones a tomar en la nueva etapa del entorno madrileño, más dirigida a rescatar espacios de la entropía que a lo contrario, me parece, si no la sabotean o zancadillean, esperanzador. Veremos en qué queda todo... 
























fotograma de EL BOSQUE ZURDO (Pedro Pinzolas)