lunes, 15 de septiembre de 2014

SIJE

 Desde hace unos meses es difícil acceder a mi blog EL PUNTO Z desde determinadas zonas geográficas (incluida aquella en la que resido) por lo que he decidido recuperar aquí algunas de las entradas que considero más destacables.

SIJE (REDUX)


“¿Muchacha? ¿Muchacho?... Este ser todo ojos, toda ojos, la cara noble, de fino perfil medallero, tiene una corta melena...”

“Luego el brazo –brazo de nadadora- ¡era tan robusto! Y el pie –no siempre guardado por la ligera sandalia- ¡tan grande, tan apto para el saltar!”

“Sorprende y turba casi ver, en el cuerpo esbelto, liso, pulido de Sijé, la anchura y la eminencia audaces de las dos cimas violeta con que los senos se coronan.Ahora que, aquel cuerpo, el sol del verano lo doró todo, evoca por el contraste del color, aquella singularidad, el aspecto de dos manchas de tinta simétricas en lo alto de una libra esterlina.”

“El avance de la mañana la hacía calurosa. Y a la bella salvaje le gustaba sentir sobre la piel, en la espalda, en el vientre, la frescura recién regada de los ladrillos, a cuadrados blancos y rojos, de una pavimentación ligur.”

“Ella ha hecho esta noche un gran consumo de cacahuetes. Las cáscaras las arrojaba descuidadamente al suelo, por entre la piernas, y, luego, con un pie que había libertado de su sandalia, las aplastaba con vigor. En los momentos de mayor y más escandaloso chorro de risa, este pie subía convulsivamente a lo alto. Leíamos en la planta rosa –rosa contrastando con el oro viejo de la epidermis del rostro del pie, como en los negros- la precaria incrustación de unas cuantas cáscaras...”

“La muchacha está divina. Entre los rostros y los cuerpos de las pobres actrices –trapos, lazos, maquillaje, fatiga- resplandece su vigorosa, su tres veces desnuda juventud.“  

(EUGENIO D’ORS)
 

prionización de Mónica: THE LEFT HAND

lunes, 1 de septiembre de 2014

LA METAFORA

LECTURA DE JOSE BERGAMIN DESDE MI CIRCUNSTANCIA


"¿Volver? ¿Para qué volver,
para volver a engañarme?
De España no quiero más
que sus piedras y sus árboles:
su tierra, su mar, su cielo,
con su luz y con su aire.
De los españoles, ¡ay!
lo que quiero es no acordarme
Ni de unos ni de otros:
los de ahora y los de antes.
Que unos y otros, si vuelvo,
volverán a traicionarme:
unos, porque tienen miedo,
y otros, porque son cobardes.
No. De españoles no quiero
volver a saber de nadie.
Que la soledad de España
mi corazón sí la sabe.
¿Volver? ¿Para qué volver,
si vuelvo a mis soledades?"



Qué impremeditada y exactísima metáfora suponen estos versos del recuerdo que me dejó ese ventenio perdido (1978 - 1998) por los callejones sin salida del mundillo nacional español...




 



 




"Detrás de un patriota hay siempre un comerciante." 
(JOSE BERGAMIN)